No es tiempo de rendirte

Un sueño y una meta son imposible solo si te detienes.

Anuncios

Un estruendo se aproxima…

Esforzaos, y aliéntese vuestro corazón, todos vosotros que esperáis en el SeñorSalmos 31:24 

Anne Frank una vez escribió: “Rehuso edificar mis esperanzas sobre una base de confusión, miseria y muerte”. No hay duda de que no podemos imaginarnos lo que esta niña vivió luego de haberse expuesto a tantos horrores durante la guerra y el holocausto nazi. Aún así, en medio del caos ella comprendió que la esperanza se establece en otro lugar. La esperanza genuina, en ocaciones solo se puede sosteniene en la oscuridad.

zoom_video_header_still_-_landingspagina_in_het_kort.jpg__1280x1280_q85_subsampling-2.jpg

Anne además dijo: “Es realmente un milagro, no haber abandonado mis ideales…aún los conservo. Puedo escuchar el estruendo que se aproxima, sentir el dolor de millones, y no obstante, si alzo los ojos al cielo, pienso que todo va a estar bien”. 

140828151601-15-world-war-ii-horizontal-large-gallery.jpg

Me conmueve ver como decidió tener esperanza en medio de la desesperación, en medio del dolor, de la batalla y en uno de los momento más oscuros de nuestra historia. Aún cuando quizas no pudo vivir para contarlo sus palabras siguen alcanzando e impactando a generaciones por medio de su diario. Es sin duda alguna impresionante.

La adversidad, de vez en cuando es parte de la existencia. La prueba siempre va a llegar. Sin embargo, tu y yo tenemos la alternativa de también conservar la esperanza como ella. Cuando lleguen circunstancias que suenen como un “estruendo cercano”, recuerda la sencilla verdad que acompaño a Anne. Un cimiento elaborado con los materiales correctos, contribuye a una vida de victorias y un legado. Abraza tus ideales, no pierdas la esperanza en el camino y confía que Dios es fiel con sus hijos.

 Y sabemos que para los que aman a Dios, todas las cosas cooperan para bien, esto es, para los que son llamados conforme a su propósito. Romanos 8:28 

3 Maneras para combatir la tristeza

1. Escucha la voz de Dios:

“Dios escucha a los suyos y los libra de su angustia.” Salmos 34:17

gozándos en la esperanza, perseverando en el sufrimiento, dedicados a la oración, Romanos 12:12

“No temas, estoy contigo. Yo soy tu Dios, no tengas miedo. Te fortaleceré, sí, te ayudaré. Te salvaré con mi mano victoriosa.”Isaías 41:10 

2. Rodeate de las personas correctas:

33 No os dejéis engañar: Las malas compañías corrompen las buenas costumbres. 1 Corintios 15:33

24 El hombre de muchos amigos se arruina, pero hay amigo más unido que un hermano. Proverbios 18:24

3. Resuelve el probelma o la situación

El camino del perezoso es como un seto de espinos, mas la senda de los rectos es una calzada. Proverbios 15:19

Pues {esta} aflicción leve y pasajera nos produce un eterno peso de gloria que sobrepasa toda comparación, 2 Corintios 4:17

e invócame en el día de la angustia; yo te libraré, y tú me honrarás. Salmos 50:15