Imagen

Una gran injusticia

No se cansará ni desmayará, hasta que establezca en la tierra justicia; y las costas esperarán su ley. Isaías 42:4

p196897vo6d5lk6s1vbe1pkpn833

Hoy quiero compartir contigo una historia que cambió mi vida. Recuerdo el día que saqué a pasear mis ganas de leer y me encontre con un libro devocional sobre personas que amaron a Jesús hasta las últimas consecuencias. Allí entre esas páginas de mártires se encontraba una impresionante naración de injusticia. Recuerdo haber leido la misma página más de tres veces solo para tratar de comprender ¿por qué? Luego de un tiempo de reflexión y orar por esto puede ver algo maravilloso que cambió por completo la manera radical de como quiere vivir. Desde ese momento mi ¿por qué? cambio a ¡por quién!

persecucion-2015-20150304155139

En Rumania se encontraba un Pastor llamado Florescu. El mismo tenía una iglesia clandestina y por esto había sido llevado por agentes comunistas. Le torturaron por dos semanas y le mantenían en una fría celda con ratas hambrientas. No podía dormir bien entre el frío y las heridas pero el amor a Jesús y el compromiso de no delatar el lugar de la iglesia y sus integrantes le daban fortaleza. Como la policía rumana notó que no delataba a los miembros de la iglesia buscaron a su hijo a ver si esto rompía el silencio del pastor.

5f04954afea9b61be80d536a8057c112

Ahora los agentes golpeaban y torturaban a Alexander, el hijo del pastor. Frente a los ojos de Florescu se encontraba la fuerte imagen de su hijo siendo atacado sin piedad con la posibilidad de enfrentarse a una muerte cruel e injusta. Florescu se quebró y grito: Alexander, ¡Tengo que decirles lo que ellos quieren! No soporto que te sigan golpeando. Su hijo, con todo el cuerpo magullado, sangre corriendo por su cara le miró a los ojos y le dijo: Padre, no me hagas la injusticia de tener un traidor por padre. ¡Mantente fuerte! Si me matan, moriré con la palabra ¡Jesús! en mis labios. La valentía de Alexander hizo molestar a los guardias y mientras su padre observaba le mataron. Ese día la valentía y compromiso con Jesús de un niño salvó a toda una iglesia.

cruz-de-sangre2

Por mucho tiempo no entendí esta injusticia, hasta que me percaté que estaba mirando a travez de los ojos de un padre en sufrimiento y no por los ojos de un hijo orgulloso de lo que su padre le había enseñado. Ese niño murió como un mártir del Reino de Dios y me regaló el poder entender que uno debe mantenerse firme en la fe sin importar qué, enseñar a otros hacer lo mismo y confiar que la justicia de Dios siempre es mejor que la humana.

A diario podemos ver miles de injusticias y cosas atroses a nuestro alrededor. Sin embargo nuestra confianza no está puesta en lo que vemos humanamente si no en lo que los ojos del hijo de Dios no enseñó a ver:

Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo. Juan 16:33 

Anuncios
Imagen

5 disciplinas a desarrollar en tus hijos en el regreso a clases

Y ustedes, padres, no hagan enojar a sus hijos, sino críenlos según la disciplina e instrucción del Señor. Efesios 6:4

img_0232

La palabra “disciplina” se deriva del latín discipulus, que significa discípulo, en otras palabras quien recibe una enseñanza de otro. Es por esto que como padres deben desarrollar a sus hijos como discípulos. La disciplina es en esencia una fomra ordenada, un sistema organizado de hacer algo con un fin y/o propósito por alcanzar. Esto produce que al exponer a sus hijos a ejercer cualquier tarea enseñada por ustedes su hijo va adquiriendo buenos hábitos los cuales le ayudaran toda la vida.

Aquí hay algunos que son indispensables para el regreso a clase: 

1. Poner a Dios en primer lugar

  • Todo niño ó jóven que aprende que Dios puede ser su amigo y protector en la vida no tiene dificultad en proveerle el lugar que le corresponde. Al dar el primer lugar a Dios en su vida todas sus prioridades, metas y emociones estarán en el lugar correcto.
  • Al tener a Dios por prioridad será un hijo de Dios que vivira cada etapa de su vida con buenos principios y sabrá como enfrentar los días difíciles en la escuela.

 Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas. Este es el principal mandamiento. Marcos 12:30 

2. Seguir reglas

  • Al establecer las reglas en casa de una manera clara, sencilla y entendible tus hijos no tendran problemas en cumplir con lo esperado conforme a su edad en el salón de clase. No podemos pretender que ellos conocen lo que esperamos si no somos claros. Establesca horarios claros y entendibles, reglas firmes pero no aplastantes, los límites establecidos y sus debidas consecuencias previo a eventos.
  • Las reglas claras no solo están para proveer consecuencias cuando no son seguidas si no que pueden haber premios por cumplir las mismas en el salón de clase y así mantenerle motivado durante el semestre escolar.

¡Ya se te ha declarado lo que es bueno! Ya se te ha dicho lo que de ti espera el Señor:
Practicar la justicia, amar la misericordia, y humillarte ante tu Dios. Miqueas 6:8

3. Estudiar a diario

  • Es necesario desarrollar la disciplina de repasar en la casa el material para que los estudios y asignaciones no se acumulen y parezcan metas imposibles a cumplir.
  • Esto mantendrá a sus hijos teniendo un sentido de poder cumplir con lo esperado y le motivará a prestar más atención en el salón de clase.

Hijo mío, si recibes mis palabras, y atesoras mis mandamientos dentro de ti, da oído a la sabiduría, inclina tu corazón al entendimiento; porque si clamas a la inteligencia, y alzas tu voz al entendimiento. Proverbios 2:1-5

 

Adquiere sabiduría, adquiere inteligencia; no te olvides ni te apartes de las palabras de mi boca. Proverbios 4:5 

 

Salón-de-Clases

4. Salud física y emocional

  • Prepare a sus hijos alimentos saludables y envíele con meriendas que no afecten su salud. Dele prioridad a la salud física del cuerpo de su hijo más que la economía de su bolsillo.
  • Promueva la actividad física en el hogar. Hoy en día la tecnología nos puede traicionar un poco en esta área y no siempre los niños obtienen la actividad necesaria para su edad en la escuela.
  • Mantenga un ambiente saludable en su casa. Ame a sus hijos y a su esposo/a. Esto proveerá estabilidad emocional en sus hijos.

¿Acaso no saben que su cuerpo es templo del Espíritu Santo, quien está en ustedes y al que han recibido de parte de Dios? Ustedes no son sus propios dueños; fueron comprados por un precio. Por tanto, honren con su cuerpo a Dios. 1 Corintios 6:19-20

Gran remedio es el corazón alegre, pero el ánimo decaído seca los huesos. Proverbios 17:22

La ansiedad en el corazón del hombre lo deprime, mas la buena palabra lo alegra. Proverbios 12:25

5. Enseñe valores con palabras y su ejemplo

  • Enseñele a ser honesto, sencible con otros, humildes, agradecidos con lo que tienen, respetuosos, prudentes y responsables.
  • Dele ejmplo en estas áreas en su casa, en el trabajo, escuela y donde quiera que se encuentre.

“Mi Padre es glorificado cuando ustedes dan mucho fruto y muestran así que son mis discípulos. Juan 15:8

 “ …,el fruto del Espíritu es amor, alegría, paz, paciencia, amabilidad, bondad, fidelidad, humildad y dominio propio… Gálatas 5:22

15_things_you_should_do_with_your_children_before_they_grow_up_20

 

Imagen

Consejo de David a su hijo antes de morir

“Llegaron los días en que David había de morir, y ordenó a Salomón su hijo, diciendo: Yo sigo el camino de todos en la tierra; esfuérzate, y sé hombre. Guarda los preceptos de Jehová tu Dios, andando en sus caminos, y observando sus estatutos y mandamientos, sus decretos y sus testimonios, de la manera que está escrito en la ley de Moisés, para que prosperes en todo lo que hagas y en todo aquello que emprendas;” ‭‭1 Reyes‬ ‭2:1-3‬ ‭

padre-e-hijo-hablando-y-sonriendo

Consejo: 

  1. Esfuérzate y sé hombre.
  2. Guarda los preceptos de Dios.
  3. Anda en sus caminios.
  4. Observa sus mandamientos, decretos y testimonio.

¿Cuales serían los beneficios de ello? 

  1. Prosperar en todo lo que haga.
  2. Prosperar en todo lo que emprenda.
Imagen

“Hoy es un buen día…”

Por: Karen Pérez

Para esta fecha, 11 años atrás, mi vida estaba por dar una vuelta inesperada y muy necesaria. Pero voy un poco más atrás para que entiendas de lo que hablo. Nací en un hogar cristiano, en medio de una familia amorosa y temerosa de Dios. Pero a mis 4 años mis papás se divorciaron. Y fue en mi adolescencia que se reflejó el dolor que me causó aquel divorcio. El problema es que no había identificado que era dolor, y lo disfracé con rebeldía. Todo me molestaba, todo me hería, todo me era “indiferente”, nada ni nadie era lo suficientemente bueno, etc… Seguía en la iglesia, pero mi corazón estaba quebrado. Me enfoqué en mis estudios y me refugié en mis sueños—literalmente. Lo único que quería hacer era dormir.

DEPRESSEDWOMAN

El tiempo comenzó a pasar y cuando fui a entrar a la universidad vi frente a mí varias puertas, u oportunidades, a las que nunca antes había sido expuesta. Y como ya era “rebelde” ante los ojos de todos, pensé que no tendría ningún efecto en la opinión de los demás lo que hiciera. Muy lejos de la realidad… Mi hermana dormía en el mismo cuarto que yo, pero era como tener un “enemigo” durmiendo conmigo. No podía explicar la rabia y el enojo que sentía contra ella, y simplemente le descargaba mi furia con palabras hirientes. Empecé a “cortar clases” en la universidad, tuve mi primer novio, me “rebelé” y aunque tenía temor de Dios y sabía que estaba haciendo las cosas mal, no me importó. Estaba viviendo una doble vida.

Mi meta era “escapar” de todo. Y para hacer el cuento corto, llegó un día donde literalmente vi una puerta abrirse frente a mí. Tenía por fin la oportunidad de hacer lo que yo quería y obligar a los demás a aceptarlo sin importar las consecuencias. Representaba dejar atrás todo lo que había aprendido y “predicado” antes. Todos los consejos, todos los recuerdos, toda la Palabra declarada sobre mí—la historia de mi vida pasó en segundos por mi mente. Y fue allí donde algo me sacudió por dentro y era como escuchar mi voz diciendo, “¿Qué haces? ¡Sal de ahí!” En el momento no entendí, pero hoy sé que era el Espíritu Santo hablando a mi mente y espíritu, y dándome una última oportunidad. Fue como ver el futuro al mismo tiempo. Me vi triste, sola, vacía, avergonzada, prisionera de la culpa y viviendo con las consecuencias de mis decisiones.

el-lugar-de-la-adoracion-en-la-oracion

Y ese día pensé, “¿qué será de mí?” Y recuerdo que en ese momento algo en mi mente y en mi corazón fue derribado. Una fortaleza que el enemigo había querido levantar con sus mentiras. El Espíritu Santo había comenzado a llenar un vacío que tenía, y que yo quería llenar con otras cosas. Ese día decidí empezar de nuevo. No sabía cómo hacerlo, pero estaba dispuesta a pasar por cualquier cosa con tal de regresar a los pies de Jesús. Y te confieso, ¡no fue nada fácil! Pero ese mismo año Dios me ayudó a restaurar mi relación con mi hermana—mi amiga, mi relación con mis papás, mi identidad y me ayudó a identificar aquello que necesitaba sanar y poco a poco ha ido trabajando con cada área de mi vida.

Si 11 años atrás me hubieran dicho que hoy sería pastora de niños, que mi esposo sería pastor, que mi relación con mi familia sería espectacular, que escribiría y grabaría canciones y que estuviera rodeada de amigos que son como hermanos, no lo hubiese creído. Pero así es Dios. Su gracia no se gana. Su amor no se gana. Su misericordia no se gana. Él simplemente la da, como dio su vida por nosotros.

Disculpa si te he hecho leer mucho. Ya termino. Sólo quiero que sepas que nunca es tarde para empezar de nuevo. Nunca es tarde para decidir regresar a los pies de Jesús. Te puedo asegurar que NO será fácil, pero valdrá la pena. Valdrán la pena las miles de lágrimas que tengas que derramar, la vergüenza que quizás sientas por cosas que tengas que confesar, el temor de acercarte a pedir perdón… Pero te aseguro también que Dios cambiará tus lágrimas en alegría, quitará tu vergüenza y te pondrá en honra y Su perdón te llenará, restaurará y levantará como nunca antes. Si hoy piensas, “¿qué será de mí?”, probablemente lo que necesitas hacer es confiar en Dios y salir corriendo a buscar ayuda. Sus planes son buenos, son de bien. ¡No tengas miedo! Hoy es un buen día para volver a empezar, y oro para que recibas las fuerzas, la valentía y el ánimo para decirle SÍ al Espíritu Santo y aceptar todo lo bueno que tiene reservado para ti.

Criando y discipulado los hijos del Reino 

Arianna era una niña de 5 años, rubia y de ojos azules. Estaba participando de una actividad de evangelismo dirigida por NIÑOS en el centro de su ciudad. A los niños como Arianna, que no sabían escribir, les animaron a sentarse, ver a la gente que estaba allí y pedirle a Dios que les “señalara” a alguien. Entonces debían preguntarle a Dios: “Si le hicieras un dibujo a esta persona en este momento, ¿qué le dibujarías?”. Cuando se les fuera revelado ellos debían tomar una hoja de papel y lápices de colores y dibujar lo que vieran. Arianna sintió que Dios le señalaba a una mujer que caminaba por allí, y comenzó a dibujar rostros sonrientes. La animaron a orar y preguntarle a Dios por qué deseaba darle a esa mujer esa imagen de rostros sonrientes. Después de unos minutos Arianna pidió al equipo que la llevaran a donde la señora estaba. Se le acercó, la saludó y le dijo: “Ese dibujo es para usted. Es de parte de Dios”. La mujer estaba sorprendida cuando vio los rostros felices. Se sonrió con la niña y le agradeció, pero cuando estaba a punto de seguir caminando Arianna le dijo: “Dios desea que usted sepa que Él la ve, ¡Él no está enojado con usted! ¡Él sonríe!”. La mujer estalló en lágrimas justo ahí. Comenzó a hablar de que había sido seguidora de Jesús, pero se había apartado de Él y que había tomado decisiones equivocadas. Entonces le dijo a Arianna y al equipo: “¡No puedo creer que esté sucediendo! Justo ahora estaba caminando por la calle sosteniendo una discusión con Dios en mi cabeza. Yo le decía: ‘Sé que debes estar muy molesto conmigo. Sé que nunca me perdonarás’. ¡Y en ese momento, esta pequeña niña me detuvo e interrumpió mi discusión interna para entregarme este dibujo de rostros sonrientes y para decirme que Dios no está molesto conmigo!”. El equipo continuó ministrando amor a la señora y ella volvió a entregar su vida al Señor. En ese momento –en un instante– una pequeña de 5 años se conectó con el corazón de Dios y fue usada por el cielo para rescatarla de su prisión. La mujer fue salva a través de esos rostros sonrientes de las mentiras que la estaban destruyendo.
Testimonio sacado del libro : “Los Niños y lo Sobrenatural”


¡Aleluya! Ciertamente Dios ha derramado sobre los niños una sensibilidad increíble por Su presencia. A veces decimos que “los niños son los líderes del futuro”, pero cuán equivocados estamos. Nuestros niños tienen la misma capacidad que nosotros, o una mayor, de conectarse con el Señor y ser usados con poder y autoridad de parte de Dios. Ellos han sido escogidos para en este tiempo ministrar sanidad, liberación y gozo, y para mostrar misericordia a esta generación. Sembremos en nuestros niños, enseñémosle a cada uno lo que conocemos, animémosles a aprender de la Palabra, oremos con ellos para que desde su corta edad puedan ser instrumentos de Dios que marquen, cambien y transformen nuestro país, nuestra nación y el mundo. Nuestros niños son los líderes, adoradores, misioneros, evangelistas, intercesores y pastores de este tiempo. No los tomemos en poco. Oremos por ellos, para que el plan de Dios se cumpla en sus vidas y podamos juntos ganar almas para el Reino hasta la venida del Señor.
Tu amiga,

Karen Pérez

Descansando en sus brazos

 Ser Cristianos no es un sacrificio que hacemos si no el sacrificio en que confiamos. P.T. Forsyth

Génesis 2

2 Así quedó terminada la creación de los cielos y de la tierra, y de todo lo que hay en ellos. 2 Cuando llegó el séptimo día, Dios ya había terminado su obra de creación, y descansó[a] de toda su labor. 3 Dios bendijo el séptimo día y lo declaró santo, porque ese fue el día en que descansó de toda su obra de creación.

¿Por qué descansó Dios?

¿Recuerdas cada vez que cometías un gran error en casa ó en la escuela y salías corriendo a buscar refugio en algún familiar protector? En mi caso era mi padre, cada vez que hacia algo fuera de lugar yo corría a sus brazos buscando su protección. Era el lugar más seguro del mundo. Con el tiempo aprendí a comportarme mejor y me di cuenta que esos brazos de protección se convirtieron en un lugar de descanso. Cada vez que llegaba cansado de la escuela ó luego de trabajar muy duro en la casa  no había mejor lugar para reposar que los brazos de mi padre. Recuerdo tener esta imagen en mi mente cuando por primera vez Dios me dijo, hijo, ven y descansa. Sabia que en sus brazo estaría seguro y encontraría el perfecto descanso que necesitaba luego de un día difícil. ¡Que privilegio! Ahora que tenemos esta hermosa imagen pensemos, ¿por qué descansó Dios? La realidad del asunto es que hay muchas razones para ello y es un rincón de la bíblia donde podemos encontrar muchas características de Dios pero hoy nos enfocaremos en una muy sencilla. Dios padre se hizo provisión y ejemplo. Me imagino al padre diciéndole al hijo, hemos hecho una obra maestra estos pasados seis días, ahora establezcamos el ejemplo y la forma correcta de descansar. Ven hijo amado, descansa en mi hombro, en mis brazos estas seguro.

Yo se que durante esta semana puedes haber pasado muchos momentos difíciles. Te aconsejo que no pierdas la oportunidad de recostarte en el hombro de Dios. y busques descanso en el lugar más seguro.

Observemos estos versículos por un momento:

Salmo 95: 7 -8

Porque él es nuestro Dios; Nosotros el pueblo de su prado, y ovejas de su mano. Si oyereis hoy su Voz.no endurezcáis vuestro corazón como en Meriba[g], como en el día de Masah[h] en el desierto, 9 cuando vuestros padres me tentaron, me probaron, aunque habían visto mi obra. 10 Por cuarenta años me repugnó aquella generación, y dije: Es un pueblo que se desvía[i] en su corazón y no conocen mis caminos.11 Por tanto, juré en mi ira: Ciertamente no entrarán en mi reposo.

Osea, ¿que lo peor que les podía suceder era no entrar en su reposo? De todas las cosas increíblemente malas e imaginables, Dios dice: Ciertamente no entrarán en mi reposo. ¿Que tan malo pueden haber echo? 

  1. No escucharon su voz.
  2. Endurecieron su corazón

Hebreos 4 dice, pues en algún lugar se ha dicho así del séptimo día: «Y en el séptimo día reposó Dios de todas sus obras.» 5 Y en el pasaje citado también dice: «Jamás entrarán en mi reposo.» (Claro, esta haciendo referencia al Salmo 95) 6 Sin embargo, todavía falta que algunos entren en ese reposo, y los primeros a quienes se les anunció la buena noticia no entraron por causa de su desobediencia. 7 Por eso, Dios volvió a fijar un día, que es «hoy», cuando mucho después declaró por medio de David lo que ya se ha mencionado: «Si ustedes oyen hoy su voz, no endurezcan el corazón.»

Endurecer el corazón

¿Cuál es tu actitud?

  1. ¿Es el estrés lo que no te permite escuchar la voz de Dios?
  2. ¿Es la preocupación la que esta endureciendo tu corazón?
  3. ¿ Esta abrazando la ansiedad en vez de a Dios?
  4. ¿Esta descansando en tus miedos cada noche?

Quizás puedas decirme ¡ah Pastor Roy, tu no me entiendes! y comenzar a darme excusas. Créeme cuando te digo que te entiendo. Yo lo viví y se puede salir de ahí y descansar en Dios. Repasemos algunas de las excusas más comunes para desarrollar una actitud que endurecen el corazón y bloquean la voz de Dios.

Excusas

# 1 Eso es el trabajo…El trabajo me da tanto estrés, es un ambiente muy hostil. ¿por qué hay que trabajar tanto? Estoy explotado como petardo en despedida de año.

El trabajo es un regalo de Dios. nunca entenderás el regalo del reposo si no entiendes la bendición del trabajo.

Antes del pecado Dios ya nos había puesto a trabajar con él, recuerda que nos hizo a su imagen y semejanza, quería que fuéramos creativos y que nos deleitarnos en nuestras obras como él. Debes entender que cuando Adán y Eva pecaron solo lo hicieron más difícil.

# 2 El tiempo…es que no tengo tiempo para mi, para Dios ó mi familia. ¡No me da!

Definitivamente el tiempo no lo podemos crear. Muchos de nosotros pensamos ¡si solo el día tuviera dos horas mas para dormir! ¡si Dios hubiera creado un día más en la semana entonces! Estoy seguro que si Dios hubiera hecho 4 días más el tiempo tampoco te daría. Lo continuarías malgastando. El punto es poder ser buenos mayordomos de nuestro tiempo. Todos tenemos 24 horas al día, el presidente de los Estados Unidos, la estrella más famosa de Hollywood, el maestro de tu hijo ó mecánico del barrio. Es como tú decidas usarlo. Tu escoges como lo usas.

Consejos de gratis:

  • Ora a Dios para que te ayude a examinar tu tiempo y distribuirlo mejor.
  • Dale las primicias de tu día y el 10% del mismo.

Es mejor 90% de tu día bendecido por Dios que 100% sin él.

Tome la buena decisión de descansar en Dios todos los días de tu vida y separa un día en que no trabajes, solo te deleites y descanse. *No debemos ser legalistas tampoco con este asunto* Recuerda siempre hacer un balance saludable*

¿Como aprendo a descansar en Dios?

Interesantemente el Shabat judío comienza en la tarde noche y no en la mañana. ¿Sabes por que? En la noche tu descansas pero lo más importante es que una vez te duermes no controlas nada.

Así es como se aprende a descansar en Dios. Suelta el control.

¡Dios tiene el control de todo…descansa! Aprende a vivir con una actitud de reposo y no una actitud que endurezca tu corazón ó bloquee la voz de Dios. Te aseguro que no te quieres perder el descanso de Dios. ¡Sus brazos te esperan!

Tu amigo y pastor,

Roy Rodríguez