4 formas de amar a tu cónyuge

4 formas de amar a tu esposa

Luego Dios el Señor dijo: «No es bueno que el hombre esté solo. Voy a hacerle una ayuda adecuada.» Génesis 2:18

1. Prácticamente:

– Hazle sentir segura en todo momento y lugar.

– Siembra la confianza de que le estás dando dirección en la vida.

– No dejes de hacerle sonreír.

2. Físicamente:

– Abrázale constantemente.

– Muestra cariño no solo en privado si no también en público (de manera prudente).

– Cúbrele sexualmente pero asegurando que ella se siente emocionalmente conectada a ti.

3. Emocionalmente:

– Hazle sentir valorada.

– Nunca dejes de hacer los detalles que la enamoraron.

– Recuérdale cuán importante es para ti.

– Déjale saber cuan orgulloso estás de ella y sus logros.

– Se detallista según sus gustos.

4. Espiritualmente:

– Orar por ella en tus tiempos con Dios.

– Bendecirle en su entrada y salida.

– Léele la biblia y asegúrate de pastorearle en amor.

Quien halla esposa halla la felicidad:

muestras de su favor le ha dado el Señor. Proverbios 18:22

4 formas de amar a tu esposo

1. Prácticamente:

– Mantén un ambiente agradable en el hogar.

– Hacerle sentir respetado en público y en privado.

– Se divertida y curiosa.

2. Físicamente :

– Muéstrale amor y cuidado a la hora de recibirle en la casa.

– Prepararle sus comidas favoritas.

– Cúbrele sexualmente.

3. Emocionalmente:

– Apóyale y motívale en los buenos y malos momentos.

– Dejarle saber cuando te sientes orgullosa de él.

4. Espiritualmente:

– Orar por él en tus tiempos con Dios.

– Bendecirle en su entrada y salida.

Anuncios

10 formas de tener un matrimonio saludable

¿No han leído —replicó Jesús— que en el principio el Creador “los hizo hombre y mujer”, y dijo: “Por eso dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su esposa, y los dos llegarán a ser un solo cuerpo”? Así que ya no son dos, sino uno solo. Por tanto, lo que Dios ha unido, que no lo separe el hombre. Mateo 19: 4-6

1. Tener a Dios como centro. Oren juntos todos los días.

2. Tengan sus prioridades y acuerdos bien definidos para su diario vivir y para las diferentes situaciones que se puedan presentar.

3. Dejar el orgullo a un lado. No somos dos en una casa, somos uno. Hay que aprender a siempre poner primero al otro.

Esposas, sométanse a sus esposos, como conviene en el Señor. Esposos, amen a sus esposas y no sean duros con ellas. Colosenses 3:18-19

4. Tener una conciencia constante de fidelidad aún en los pequeños detalles.

5. Mantengan siempre una buena comunicación.

6. No guarden secretos.

7. Respétense en todo momento.

8. Aprendan a resolver los conflictos. En caso de no poder resolver un asunto tengan un amigo/a de confianza que pueda ayudarles a resolver. Pero nunca se queden sin resolver.

9. Nunca dejen de ser amigos y novios.

10. Disfruten cada día como si fuera el último. Ámense profundamente y vivan el propósito para el cual Dios les llamó.