Hijo mío, no te olvides…

“Hijo mío, no te olvides de mi ley, Y tu corazón guarde mis mandamientos; Porque largura de días y años de vida Y paz te aumentarán.

  • La ley y los mandamientos de Dios no deben hacernos sentir presos, si no todo lo contrario. Si entendemos que fueron diseñados para cuidarnos y dirigirnos sabríamos que el seguirlos nos asegura una vida larga, llena de paz y el cuidado de Dios.

Livro_Genesis

Nunca se aparten de ti la misericordia y la verdad; Átalas a tu cuello, Escríbelas en la tabla de tu corazón; Y hallarás gracia y buena opinión Ante los ojos de Dios y de los hombres.

  • Hay que estar muy cerca de Dios para caminar constantemente mirando a los demás con misericordia y no con justicia. Siempre buscando la verdad pero nunca para aplastar si no para restaurar. Hoy en día sin duda alguna es una de las cosas más difíciles de hacer pero no imposible. Ahora bien, el poder siempre caminar así nos asegura tener un favor inmerecido por parte de Dios y delante de los hombres.
  • Antes de jusgar trata de estar en los zapatos de los demás y no para pasarle la mano si han echo algo incorecto si no para ver de que manera podemos ayudarles a estar más cerca de Dios y el propósito que tiene para el mismo. Nosotros no fuimos llamados a ser jueces, fuimos llamados a ser hijos de Dios, llenos de su Espíritu Santo a llevar las buenas nuevas.

Fíate de Jehová de todo tu corazón, Y no te apoyes en tu propia prudencia. Reconócelo en todos tus caminos, Y él enderezará tus veredas. No seas sabio en tu propia opinión;

  • Los pensamientos de Dios son mayores a los nuestros, por lo tanto nuestra forma de ver el mundo a nuestro alrededor es muy finita. Sin embargo, a veces creemos saberlo todo ó al menos lo mejor para nosotros. La realidad es que nada esta más lejos de la verdad y cerca de nuestro orgullo.
  • Si queremos caminar en completa seguridad debemos confiar más en el juicio de Dios que en nuestras opiniones. De seguro Él tiene una mejor solución a nuestros problemas que nosotros.
  • Quien único puede enderezar nuestros caminos es Dios.

Teme a Jehová, y apártate del mal; Porque será medicina a tu cuerpo, Y refrigerio para tus huesos.” ‭‭Proverbios‬ ‭3:1-8‬ ‭

  • Finalmente, mientras más lejos estemos de todo aquello que nos haga daño ó este mal  estaremos en un mejor estado físico, espiritual y emocional. Estar en su presencia es el mejor refrijerio que podemos imaginar.

IMG_20171223_142532

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s