Entre letras e historias

La hierba se seca y la flor se marchita, pero la palabra de nuestro Dios permanece para siempre. Isaías 40:8

Dios siempre ha sido un gran comunicador. Nunca ha dejado de hablarnos. Él conoce las palabras y los tiempos perfectos para hacerlo. En el principio se comunicó cara a cara, luego el estruendo de Su voz daba dirección al pueblo, habló a través de profetas para traer advertencias, se comunicó en sabiduría y conocimiento, se expresó en amor personificado y, como si fuera poco, nos dejó su viva voz entre letras e historias. Hoy queremos sacar un tiempo para entender que Dios puede hablarnos a través de Su palabra. Dios puede y quiere hablarte a través de la Biblia.

Toda la Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para reprender, para corregir y para instruir en la justicia, a fin de que el siervo de Dios esté enteramente capacitado para toda buena obra. 2 Timoteo 3:16-17

leyendo-biblia-miami

Ciertamente, la palabra de Dios es viva y poderosa, y más cortante que cualquier espada de dos filos. Penetra hasta lo más profundo del alma y del espíritu, hasta la médula de los huesos, y juzga los pensamientos y las intenciones del corazón. Hebreos 4:12

Es asombroso saber que Dios se tomó el tiempo de exponer Su historia de amor y Sus palabras de manera viva, y provocar que terminaran grabadas para siempre en un libro.

El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras jamás pasarán. Mateo 24:35

En mi opinión, esta es la forma más segura de escuchar Su voz. No hay forma de que falle. Ya está allí escrito. Quizás hay días donde escuchar la voz de Dios puede ser difícil, en otros momentos nuestro corazón puede ser engañoso. Y resulta ser así cuando nuestras emociones están comprometidas (por lo que quizás pensamos que escuchamos algo, pero no fue así). También resulta confuso cuando una persona nos trae una “palabra” pero se equivoca, en su humanidad. De hecho, mi sugerencia es que, aún lo que entiendas que Dios te habló directamente ó a través de otra persona, lo filtres con la Biblia. Si no pasa ese filtro, deséchalo. No te engañes. Pero es seguro que la Biblia siempre estará disponible, nunca se equivocará y jamás estará regida por emociones.

Por tal razón, es muy importante crear la disciplina de leer la Biblia todos los días. Escuchar la voz de Dios es indispensable para nuestro diario vivir, y queremos buscar escucharla de todas las maneras posibles. La Biblia es Su palabra, es viva, y la necesitamos.

Jesús le respondió: —Escrito está: “No sólo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios.” Mateo 4:4

Veamos algunos de los muchos beneficios de la Biblia:
  • Cuando necesitamos dirección:
Tu palabra es una lámpara a mis pies; es una luz en mi sendero. Salmos 119:105
  • Cuando necesitamos refugio:
El camino de Dios es perfecto; la palabra del Señor es intachable. Escudo es Dios a los que en él se refugian. Salmos 18:30
  • Cuando necesitamos entender algo:

La exposición de tus palabras nos da luz, y da entendimiento al sencillo. Salmos 119:130

  • Cuando necesitamos ser advertidos:
Por esto, despójense de toda inmundicia y de la maldad que tanto abunda, para que puedan recibir con humildad la palabra sembrada en ustedes, la cual tiene poder para salvarles la vida. Santiago 1:21
  • Cuando humanamente tenemos sed de justicia podemos recordar que:

La palabra del Señor es justa; fieles son todas sus obras. Salmos 33:4

  • Cuando queremos seguirle por lo que Él ha hecho:
Jesús se dirigió entonces a los judíos que habían creído en él, y les dijo: —Si se mantienen fieles a mis enseñanzas, serán realmente mis discípulos; y conocerán la verdad, y la verdad los hará libres. Juan 8:31-32
2483628-adventure-wallpapers

 

¿Qué tal si de hoy en adelante añades a tu lista de herramientas el leer la Biblia para buscar escuchar la voz de Dios? Toma un momento y repasa las cosas que haces durante el día. Todos tenemos nuestros hábitos y costumbres. Pero pocas veces tenemos la disciplina de leer Sus palabras e historias y de escuchar Su voz buscando dirección, consuelo, aliento, gozo, esperanza, paz… Trata de identificar cuál es el mejor ó los mejores momentos de tu día para que te dediques con todo a escucharle.

Deseen con ansias la leche pura de la palabra, como niños recién nacidos. Así, por medio de ella, crecerán en su salvación. 1 Pedro 2:2

Anuncios

4 Comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s