La Gracias de Dios: Parte I

¿Crees en la Gracia de Dios? 

Probablemente todos respondemos que sí a esta pregunta. Muchas veces porque conocemos más los beneficios que brinda que lo que significa. En ocaciones queremos la Gracia de Dios y no a Dios en nuestras vidas. Así que que en realidad ¿creemos en ella? ¿sabemos lo que significa? ó mejor aún, ¿has sido cambiado por la Gracia de Dios? ¿has sido moldeado, fortalecido ó sostenido por ella?

La Gracia de Dios es como aquella voz que nos llama a cambiar y nos da poder para salir del mal. Es como esa cirugía que esta trabajando constantemente en nuestro corazón y sacando todo aquella oscuridad y todo el veneno que el enemigo ha tratado de sembrar. Comienza a eliminar todo orgullo, dolor y lo cambia por Jesús.

La pregunta muchas veces es: ¿estás dispuesto?

Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí. Gálatas 2:20

Cuando recibimos la Gracia de Dios, no recibimos cualquier cosa, recibimos un nuevo corazón.

Os daré corazón nuevo, y pondré espíritu nuevo dentro de vosotros; y quitaré de vuestra carne el corazón de piedra, y os daré un corazón de carne. Ezequiel 36:26

La Gracia de Dios es todo Jesús, Él ser salvado por Gracia es ser salvado por Él. No podemos alcanzar la Gracia, pero sin duda la Gracia si puede alcanzarnos  a nosotros. Interesantemente en el idioma mandarín nos es revelado una poderosa verdad. La palabra Justicia esta compuesta por dos caracteres, la figura de un cordero y una persona y el cordero esta sobre la persona cubriéndola. Exactamente algo así podemos imaginarnos que ocurre en el mundo espiritual cuando aceptamos a Jesús como nuestro Salvador y Señor. Jesús nos cubre y el padre ya no ve un simple humano, ve a su hijo amado. Jesús por su gran amor nos salvó y el Justo se sacrificó para poder cubrimos y mostrarnos su todo. Esto es la Gracia de Dios.

 

En consecuencia, ya que hemos sido justificados mediante la fe, tenemos paz con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo. También por medio de él, y mediante la fe, tenemos acceso a esta gracia en la cual nos mantenemos firmes. Así que nos regocijamos en la esperanza de alcanzar la gloria de Dios. Romanos 5:1-2

¿Quieres ser cubierto por la Gracia de Dios a diario? En realidad lo que estas pidiendo sin darte cuenta es más de Jesús sobre tu vida.

P.T. Forsyth una vez dijo que ser Cristianos no es un sacrificio que hacemos si no el sacrificio en que confiamos.

Tu amigo y pastor,

Roy Rodríguez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s